"Los bancos entendieron que el regulador no va a salvarlos de las fintech"

lunes, 28 de agosto de 2017

El ejecutivo de una firma que asesora a bancos a nivel mundial dice que los bancos locales van a tener que modificar sus procesos si aspiran a competir con las fintech.

El líder de servicios financieros a nivel mundial de la consultora Bain & Company, Mike Baxter, visitó Buenos Aires este mes para reunirse con clientes y hablar sobre cómo va a ser la vinculación de las personas con sus bancos en el futuro, una relación que estará atravesada por la tecnología. En un alto en su visita, concedió una entrevista a El Cronista.


¿Cómo será el futuro de los bancos?

Estamos en una época de gran disrupción en la industria bancaria. Creo que los bancos están empezando a entender las necesidades de sus clientes para ayudarlos a tener experiencias mucho mejores, realmente digitales y más fáciles, simples y personalizadas, como las que tienen a través de Facebook, Amazon, Google y de todas las plataformas que hoy se perciben como competidoras de los bancos.

¿Están preparadas las entidades argentinas para eso?

No, pero no me parece que sea un caso excepcional. Hay muchos bancos en muchos países inclusive en Estados Unidos, donde yo trabajo que no están preparados en muchos sentidos. Los bancos están enfrentando un verdadero desafío porque "estar realmente preparados", es decir, ser capaces de competir contra el ritmo, el poder y la escala de las grandes compañías tecnológicas, necesita de un modo totalmente distinto de operar. Se requiere una cantidad de capacidades diferentes a las que los bancos tienen hoy.

¿Los bancos se están convirtiendo en compañías tecnológicas?

Sí. Eso es algo difícil de comprender, ya que los bancos históricamente se pensaron a sí mismos a partir de las sucursales y entendían que su negocio era recibir depósitos y dar préstamos, con una infraestructura tecnológica que servía como soporte. El día de mañana, los bancos se convertirán en compañías de tecnología que tendrán sucursales que les permitirán atender a los clientes que quieran un servicio físico pero con una infraestructura y capacidades diferentes detrás.

¿Las empresas como Amazon tienen una ventaja competitiva sobre los bancos?

Sí. Ahora bien, si les preguntamos a esas compañías si quieren convertirse en bancos, probablemente digan que no. Sin embargo, si miramos lo que Amazon realmente está haciendo, se ha convertido en una compañía de pagos, está prestando a pequeños negocios, tiene una tarjeta de crédito... Así que lenta pero seguramente se están transformando en jugadores de los servicios financieros. No son bancos, no están sometidos a regulaciones ni lo desean necesariamente.

¿Los bancos argentinos están dispuestos a competir?

Los banqueros han estado un poco enojados con el regulador. No es necesariamente algo que digan en público pero se preguntan por qué no se está regulando a las compañías fintech del mismo modo que a ellos. Creo que alrededor del mundo se están dando cuenta de que los reguladores muy probablemente no vayan al rescate de los bancos. De hecho, en algunos casos sucede exactamente lo contrario. Así que ahora saben que tienen que cambiar. Pienso que la mayoría de los bancos en el mundo, y creo que lo mismo pasa en Argentina, están entendiendo que el cambio es muy profundo y les da miedo. Eso es difícil y no todos los bancos van a lograrlo. Para un banco chico o mediano que está dispuesto a empezar el proceso, el camino luce complicado y aterrador.

¿Puede este proceso derivar en más concentración en el sector bancario?

Podría ser, pero también podría desembocar en más colaboración entre las instituciones. Tal vez suceda algo parecido a lo que pasó cuando empezó a funcionar Visa, donde una asociación de bancos resolvió una necesidad común de pagos. Podría pasar algo así en el sentido de que varios de los requerimientos tecnológicos para convertirse en una compañía tecnológica son muy costosos de desarrollar en forma individual.

¿Cuánto tiempo tienen los bancos para hacer esta transformación?

Creo que la buena noticia para los bancos es que mueren muy lentamente y que sus clientes tienden a ser muy fieles ya que no suelen cambiar de banco muy seguido. Aun cuando alguien nuevo entra al mercado a ofrecer un servicio que les gusta, tienden a agregarlo a los servicios bancarios que ya tienen en lugar de reemplazarlo.

Los bancos tienen un poco de tiempo para defenderse pero el problema ya está planteado, está escondido en su hoja de resultados. La próxima generación de clientes, que hoy no es tan rentable, está obteniendo muchos servicios financieros en otros lugares. Así que cuando sean mayores no van a ir a un banco para sacar una hipoteca ni para que les aconsejen sobre inversiones porque ya habrán ido a otro lugar que les brinda un mejor servicio.
 

Fuente: El Cronista

Categorías: Bancos

Tags: Bancos - Fintech